La presoterapia es un método revolucionario que te permite adelgazar con muy poco. Además, favorece tu organismo en muchos aspectos sin tener que enfrentarte a grandes retos físicos, viendo increíbles resultados desde la primera sesión. Aunque, ya sabes, para perder peso también es necesario que pongas de tu parte.

¿En qué consiste la presoterapia?

La presoterapia es un tratamiento innovador que se realiza mediante la aplicación de aire, generalmente orientada a las extremidades. Cuenta con unas botas que cubren desde los pies hasta parte de los glúteos, o lo que es mejor, hasta el abdomen, como los equipos Physio Press y Pressor.

Para que tenga un mejor resultado es recomendable iniciar un tratamiento de cavitación sobre las zonas que presentan más grasas. Esto consiste en la aplicación de un gel que debes extenderte mediante un rodillo para lograr el máximo efecto.

Después de la cavitación, una vez colocados los pantalones, comienzan a hincharse lentamente. Con la presión que se produce empezarás a sentir alivio y a notar la mejoría.

¿Cómo consigues adelgazar mediante la presoterapia?

Debido a la presión que lleva a cabo este aparato, garantiza la pérdida de grasa en las zonas donde más se acumula, además de favorecer la desaparición de varices y de celulitis.

Al menos necesitarás dos sesiones por semana de 30 minutos cada una. Es recomendable, después de las mismas, salir a pasear, ya que favorece el proceso de pérdida de toxinas y te ayuda a estilizar tus piernas.

Es indispensable llevar una vida sana para que los resultados sean aún más rápidos. Una dieta equilibrada y ejercicio, sin necesidad de que hagas una actividad que implique un gran esfuerzo físico, será suficiente para ir apreciando una mejorada silueta.

La eficacia de la presoterapia y sus beneficios

La presoterapia no solo implica un mínimo esfuerzo para ti, sino que, además, aporta beneficios extra para tu organismo.

¿Por qué es tan eficaz?

La presoterapia no tiene ningún efecto secundario. Puedes realizar cada sesión de manera relajada y es apto para cualquier persona.
Del mismo modo, te puedes olvidar de liposucciones u otras intervenciones quirúrgicas que requieren de un amplio periodo de recuperación y no están exentas de riesgos. Solo necesitas un mínimo de voluntad para comenzar a notar los cambios. Comer equilibradamente y empezar a caminar un ratito todos los días puede ser una buena forma acompañar este tratamiento y maximizar sus efectos sin necesidad de gastar dinero en otro tipo de tratamiento.

Otros beneficios que aporta a tu salud

No solo te beneficia haciéndote perder grasa, sino que, además, reactiva tu circulación, ayudándote a eliminar líquidos y toxinas del organismo.

Es perfecto para tratar varices y celulitis, gracias a su efecto de presión sobre las zonas de tu cuerpo afectadas.

Al favorecer la oxigenación de los tejidos, consigues una mayor elasticidad en la piel, además de tonificar tus músculos.

No es recomendable el tratamiento en zonas del cuerpo aquejadas de dolor e infección.

La presoterapia es un método sencillo que, acompañado de una vida saludable, te servirá para eliminar grasa y a sentirte mejor con tu cuerpo.